miércoles, 5 de enero de 2011

EL VIENTO DE COLA Y LA DIVINA PROVIDENCIA NO PERONISTA

NO ES LO MISMO. Viento de cola que un viento desde la cola.

"Tomá, cagate de risa un rato", me dice el Talibán vía msn y leo:
(...) Como creo posible, también, que después de demasiadas décadas de triste e interminable deterioro, en este país nuestro tengamos de nuevo, como hace mucho tiempo, un período de ventura generosa. Si el viento sigue de cola, como dicen los economistas, y Dios continúa argentino, pero no siempre peronista.


Me voy a tomar el atrevimiento de recomendar la lectura de este artículo que sí, es muy triste, pero también es una garantía. Una garantía, una certeza fulminante: la batalla cultural y política que comenzó a darse el 25 de mayo de 2003 está cerca de darle un cachetazo terrible a concepciones paradigmáticas tan pero tan chiquitas como las que expresa la nota.

1 comentario:

Daniel Mancuso dijo...

este Carlos Strasser, soberano gorila reaccionario, increible, che, cuánto odio tiene el tipo...