sábado, 21 de agosto de 2010

RECUPERAR VALORES DE LAS CORPORACIONES PERIODÍSTICOS

Extraña y peligrosa motodología adoptaron, en el último tiempo, algunos figurones de la escena del periodismo corporativo: intervenir en tiempo real en toma de rehénes o alguna otra situación que ellos mismos caracterizarían como de "extrema tensión".
El paroxismo de la estupidez (periodística y humana) fue protagonizado con patética irresponsabilidad por Guillermo Andino: el conductor del noticiero del canal América 24 (Francisco De Narváez es uno de los dueños) mantuvo una conversación telefónica, en vivo, con un tipo que había tomado un banco y tenía como rehénes a un grupo de personas. Delirate. Enfermizo. Siniestro.

Lamentablemente, esta forma que conjuga la necesidad de la empresa periodística y la urgencia del figurón de turno (uno en pos de conseguir rating sin importar nada más, el otro subido a un narcisimo maquiavélico) está haciendo furor en ciertos descerebrados.

Uno de esos descerebrados trabaja como pasante en nuestro programa de radio (Sin Edición, La Otra Cara del Patacon; los domingos a las 17 por FM Universidad La Plata) y, lamentablemente, copia las peores argucias del dispositivo mediático hegemónico.
El pibe se llama Edgardo, aunque él mismo se autodenominó Movilhéroe. Dbería cumplir su función como movilero del programa (tarea por la cual recibe suculentos viáticos) pero, a contrapelo de ello, ya lo descubrimos intentando engañarnos inclusive en vivo, fingiendo móviles o situaciones que no existen (el primero móvil del Movilhéroe acá,   el Movilhéroe aplicando políticas de inclusión acá).

En el programa del viernes, el Movilhéroe recuperó algo de lo más siniestro que se vio en TV en los últimos años e imitó a Andino: supuestamente, intentó terciar en una toma de rehénes. Casi termina mal: casi lo cagan a piñas.

BONUS TRACK. Un tema como colofón (¿?) del 82% móvil: Promesas, de Dread Mar I.