domingo, 7 de noviembre de 2010

TIRO AL BLANCO: LA CÁMPORA Y LA JUVENTUD

Desbarrancaron. Perdieron la capacidad que otrora tuvieron para confeccionar relatos sociales-políticos, o la realidad de este momento histórico (sostenido por nuevos paradigmas o, al menos, paradigmas en construcción al paso) los dejó desnudos frente a todos. El dispositvo hegemónico de medios ya hizo blanco en la Juventud, lo que confirma los miedos de las corporaciones y ratifica lo que se venía gestando en el último año y que la Plaza de Néstor convirtió en realidad irrefutable: los jóvenes comienzan a organizarse para ser protagonistas de este, SU tiempo histórico. Recuperamos la experiencia de nuestros amigos/cumpas militantes de los `70 (sus aciertos y sus errores, pero con la firme convicción de que las coyunturas son antagónicas: este es un país diferente. Mejor. Propicio para nosotros: Facundo Moyano, de la JSP, se junta con Juan Cabandié o el Cuervo Larroque. Antes, "nos cagámos a tiros" nos cuenta siempre un cumpa setentero cuando recuerda los enfrentamientos entra la JP y la JS); revisamos, desde hace tiempo, la historia del peronismo y las luchas populares desde aquellas de los caudillos federales y desde antes también, con Monteagudo, Castelli, Moreno y San Martín; fuimos, muchos de nosotros, parte del menemato neoliberal y somo, todos, herederos del 25 de mayo de 2003.

Para los poderes fácticos esta situación es una pesadilla: los trabajadores y los jóvenes marchan en sintonía al lado de un gobierno nacional y popular, "krispado". Por eso, la construcción cotidiana de un relato burdo, vacío y cargado de odio que, a todas luces, convence cada vez a menos.
La demonización de los trabajadores está a la orden del día. Hugo Moyano, Dioniso de la negritud camionera, vendría a ser el principal mal de la República. Y, ahora, se suman los jovenes.
Por eso, entonces, los golpes del dispositivo mediático: ayer Perfil salió con una biografía no autorizada de Máximo Kirchner; hoy, Clarín y La Nación comienzan a desentramar esa nido de serpientes, jóvenes serpientes K que vienen a satisfacer sus líbido de poder: La Cámpora.

Esto funciona así: si ellos atacan por este lado, entonces nosotros sabemos que ahí radica nuestra fortaleza. Pero estamos juntos, Clarín; estamos juntos, La Nación; estamos juntos para profundizar un modelo que va en sentido de la inclusión, la igualdad y la justicia.

"Militaremos de sol a sol, somos los pibes los soldados de Nestór (sí, Nestór).

3 comentarios:

Marcelozonasur dijo...

Lo mas burdo de todo es que todo refiero a poder, cargos, la palabra "militancia" usada como algo oscuro, sectario... en ningún párrafo encontrás alusión alguna a las convicciones o la defensa de los intereses nacionales y populares.
Comparto, si nos atacan por ahí, esta claro que ahí radica nuestra fortaleza. Por suerte "aprendimos"... y espero que Néstor desde arriba ilumine a Cristina para que sepa articular a TODOS, la JP, la JS, el PJ, la CGT, los tranversales, los independientes... gente amiga me ha dicho "nunca fuí peronista, pero apoyo este gobierno y este modelo".
Hay que ganarles también la batalla cultural, enterrar esos preconceptos neoliberales que atacan la participación.

Clau87 Prince dijo...

excelente post..me gustarìa reproducirlo en mi blog!
www.ungritodekorazon.blogspot.com

Anónimo dijo...

reproduzcalo cumpa! abrazo.