martes, 23 de noviembre de 2010

MISERABLES: LA VISIÓN MARXISTA

La troskosfera también existe: los responsables del blog Observatorio Marxista de Medios levantaron el posteo anterior (Miserables) y realizaron otro análisis desde su mirada troskista. Acá el posteo entero:

MISERABLES. SI, PERO ¿POR QUÉ?

Un reciente post de La Otra Cara del Patacón, un blog kirchnerista, denuncia a TN por su “miserabilidad” ya que muestra en primer plano a la hermana del policía asesinado ayer a la noche, que desgarrada por el dolor y en estado de shock no para de llorar y gritar.



El amarillismo en los medios no es de asombrar, de hecho el mismo bloguero nos dice que no sabe de qué mierda se asombra, que solo escribe por impotencia.


Ahora bien, no es nuestra intención hacernos eco de la angustia del escriba, sino pensar algunas respuestas a las preguntas que allí se formulan: ¿Cuál es el trabajo del periodismo ahí? Mostrarlo, multiplicarlo en pantallas y centímetros de papel y en las radios. ¿Ese es el trabajo? ¿Cuál es el aporte real? ¿La funcionalidad a un proyecto de dominación económica?

El Observatorio se propone observar los medios desde una óptica de clase. Lo que muestran los medios masivos de comunicación, así como lo que ocultan, está determinado en última instancia por los intereses de la clase dominante. La primera pregunta, el propio post se la responde: Los periodistas están allí para mostrar y multiplicar la noticia del asesinato del policía. Lógico, cada vez que matan a un integrante de cualquiera de las fuerzas de represión, todos los canales están dispuestos a mostrar a estos nuevos “mártires de la seguridad”. Por otro lado, la última pregunta, aunque parece ser una pregunta retórica que en todo caso da respuesta y denuncia precisamente que tras este amarillismo están los intereses de clase de la burguesía, se queda a mitad de camino.


¿El aporte periodístico, en este caso, es funcional a un proyecto de dominación económica? Sí, tal cual. Como dijimos previamente, todo lo que deciden mostrar los medios es funcional de una u otra manera a algún proyecto de dominación económica. A veces es necesario preguntarse a cual de los proyectos en pugna (puede ser sojero, puede ser de capitalismo de amigos como el modelo kirchnerista, etc), pero en este caso no es necesario, pues más que ser funcional a un proyecto de dominación económica, es funcional a un proyecto de dominación extra-económica, a un proyecto de dominación represiva, es decir a un proyecto de toda la burguesía.

El sensacionalismo en este caso provoca empatía. Esta identificación hace que muchos se sientan en el lugar de la familia del policía, que repudien los hechos y que los más reaccionarios salgan a vociferar que “esto no da para más”, que “hace falta mano dura”. Ya sabemos como termina la historia, Scioli reflota su paquete de leyes represivas, y el Congreso Nacional, con los votos del FPV, se presta a legislar la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil, conocida en los barrios como Ley de la Baja de Edad de Imputabilidad.

No hubo amarillismo cuando la policía secuestró, torturó y desapareció Luciano Arruga. Los micrófonos no fueron a buscar el llanto de su hermana, todo lo contrario, fue ésta quien lucho incansablemente para denunciar y hacerse escuchar.
Tampoco hubo sensacionalismo cuando la policía torturó y mató a Fabián Gorosito, igual que en el caso Arruga, los medios hicieron silencio hasta que sus familiares consiguieron que la justicia hiciera foco en la participación de la policía en el crimen.

En una época de enorme desprestigio institucional general, la burguesía necesita recomponer sus instituciones represivas para mantener disciplinados a los trabajadores, a los jóvenes y al pueblo. Lo vimos el año pasado en kraft donde la policía reprimió a los trabajadores a pedido de la multinacional yanqui. Lo vimos este año en Bariloche, donde el pueblo fue reprimido cuando protestaba precisamente por un caso de gatillo fácil. Lo vemos cada día en cada barrio. La policía hostiga y reprime a nuestros jóvenes. Esto genera odio, genera rechazo…

…Hasta que vemos la triste imagen de una hermana llorando. En ese momento sentimos que nos olvidamos del rechazo. Paradójicamente, o no tanto, es el momento en que otros sienten rechazo. El rechazo reaccionario de culpar a quienes son victimas. Estas “sensaciones” las generan los medios masivos, las generan la burguesía.

3 comentarios:

Santiago D. dijo...

Mi amigo, hubiera puesto una imagen mas feliz que la del muro de Berlin :P

Sobre todo porque los troskos tenemos poco que ver con el estalinismo del viejo aparato de la URSS

Pampestre dijo...

Muy bien el muchacho de blog. Tanto el que escribe, como el joven K que lo reproduce, ya que otros lo tergiversan. Coincido plenamente. Tampoco salen a pregunarles a la familia de mariano ferreyra que siente, pero si sale pablo diaz diciendo que lo que no va a hacer la policia, lo van a hacer ellos (sic). Espero que tambien le de bronca a "sancho" que canal 7 pasara dibujos animados mientras repimian Kraft...

il Postino dijo...

jhaaa, buen post.