viernes, 1 de abril de 2011

Carlotto la clavó en un ángulo: Bruera perdió por goleada


"Kibo la clavó en un ángulo", afirmaba un referente de un espacio de Juventud de La Plata apenas finalizada la cena en la que Guido Kibo Carlotto fue proclamado por el Kirchnerismo como EL candidato del Frente para la Victoria en la ciudad de las diagonales.

Apenas pasada la medianoche del jueves, dos certezas invadieron a los 250 comensales: Carlotto será el candidato a intendente del FpV, y Pablo Bruera casi que está condenado a "jugar" con su boleta vecinalista (Frente Renovador Platense) si es que, finalmente, no apuesta al escenario provincial en una iconografía en la que sus chances son más remotas de las que posee actualmente en su terruño. En ese marco, el actual intendente jugaría con la certeza de sus diminutas posibilidades pero con la necesidad de construir algún nicho donde conservar algo del capital político que dilapidó en el último año y medio.

Las presencias en el cónclave realizado en el Sindicato de mensualizados del Hipódromo fueron la ratificación taxativa del impulso solapado que el FpV venía ofreciéndole, hasta ayer, a Carlotto: desde Julio Alak (4 veces intendente de La Plata y actual Ministro de Justicia) hasta Carlos Kunkel (diputado nacional y con fuerte injerencia en el armado territorial) pasando por Cuto Moreno (diputado y otro orfebre de la ingeniería electoral kichnerista), Mario Oporto (Ministro de Educación bonaerense), Ariel Pasini (diputado nacional y uno de los nombres que sonaban como posibles referentes del espacio K), Jorge Taiana (ex Canciller), el Pampa Alvaro, Homero Bibiloni.
Sin embargo, si de destacar presencias significativas se trata, sin dudas que la de Andrés "Cuervo" Larroque, referente de La Cámpora, fue sin dudas la más importante porque expresa el consentimiento de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Es que el Cuervo tiene un diálogo directo con CFK, y su presencia en "la" noche de Carlotto no fue una decisión personal, sino una decisión de Cristina para reafirmar la intención (a esta altura, casi una certeza) de que sea Kibo el elegido.
En ese sentido, las asistencias de Oporto (Scioli); Kunkel, Moreno y Pasini (Gobierno Nacional); Alak (territorio + GN); y lo dicho acerca de Larroque (CFK + Juventud) le otorgaron volúmen político y un efecto de sentencia a una noche muy especial para Carlotto: cada uno de los oradores (Larroque, Kunkel, Passini, Moreno, Taiana, Oporto) explicitaron su encolumnamiento detrás de la figura del actual senador provincial y la pertenencia de la boleta del FpV para este espacio que él conducirá.

Como contrapartida de las presencias de peso, la ausencia más notable fue la del actual vice ministro de Desarrollo Social, Carlos Castagnetto. Algunas voces del espectro kirchnerista platense con llegada a instancias nacionales, afirmaron que si el ex arquero de Gimnasia continúa con su indecisión y su surfeo podría ser invitado, gentilmente, a abandonar su puesto al lado de Alicia Kirchner.

BRUERA, GAME OVER. Si Carlotto la clavó en un ángulo, el que perdió por goleada fue el actual intendente. Los puentes que en los últimos meses habían tendido desesperadamennte los operadores brueristas con la Casa Rosada (en sintonía con el crecimiento exponencial que CFK mostraba en las encuestas) sufrieron ayer un bombardeo casi definitivo.
El intento de acercamiento del bruerismo, volviendo sobre sus pasos luego del apresurado diagnóstico que elaboraron luego del 28J de 2009 (la muerte política del kirchnerismo), colapsó. Era poco probable que el intendente saliera ileso de la profusa campaña personalísima que protagonizó en los meses posteriores al 28J, en la que no ahorró diatribas contra NK y su forma de construcción; construyendo una especie de neo vandorismo ejecutado desde su Frente Renovador Peronista en el que no faltó la violencia: en la campaña del 2009, lo sufrieron los militantes que repartían la boleta con NK a la cabeza; luego de la muerte del ex Presidente, nuevamente el bruerismo arremetió contra los militantes que pretendían homenajear a Kirchner.

Así las cosas, el escenario platense comienza a tomar forma al menos por el lado kirchnerista. La noche del jueves dejó como saldo una pintura con claros vencedores y vencidos

3 comentarios:

Daniel Mancuso dijo...

Aguante el KIbo, abrazo grande

Y? dijo...

Estaría bueno que el Kirchnerismo encare La Plata y se cargue al veleta de Bruera, pero nos guste o no, esto se define por la medición de cada uno (Kibo y Bruera) mas cerca de la elección, si Kibo no se instala, por mas presencia con aval que tenga en actos, se arregla con Bruera por una cuestión práctica.
Todavía hay final abierto.

Y? dijo...

Es más, habiendo aprendido la lección del 2009 se apuesta a sumar todos los aliados necesarios para ganar en cada uno de los distritos por caso Peronismo Cordobès, en La Rioja Beder Herrera y colectora menemista. Esto quiere decir que si Kibo no asegura triunfo se arregla con Bruera (lo mas probable)si bien no es lo mejor y si no se lo demoniza demasiado se puede arreglar formar parte de su gobierno en algunas areas significativas, esto no es como en el 2005.